Tendencias en innovación legal y legaltech para 2023

Contenido

Intro

Las tecnologías exponenciales están cambiando la realidad tal como la conocemos y la abogacía no se queda afuera de esta revolución 4.0. Hace ya algunos años que el sector legal está atravesando una profunda transformación y viene incorporando tecnología para mejorar, optimizar y automatizar servicios legales, lo que se conoce como legaltech, por su término en inglés. En los últimos años, la inversión en la tecnología legal ha ido aumentando, alcanzando los U$D 1.000 millones en 2021 sólo en inversiones de capital de riesgo.

Los departamentos legales de las empresas buscan mejorar sus operaciones y la gestión de proyectos aprovechando la tecnología a su alcance y comienzan a requerir a los estudios jurídicos el mayor uso de tecnología. En esta línea, las firmas de abogados que son líderes en tecnología suelen ser más rentables que el resto (Wolters Kluwer Future Ready Lawyer 2022).

A su vez, la demanda de servicios legales está cambiando. Los clientes, ya sean empresas o particulares, cada vez más buscan asesoramiento legal basado en datos y tienen mayores expectativas en torno al acceso en línea, la velocidad y el costo en la prestación de los servicios y a los estándares ESG (Enviromental, Social & Governance) sobre el riesgo (Lawtech UK Report 2021).

En este escenario general de transformación y evolución del sector legal, veamos cuáles son las tendencias en materia de innovación y tecnología legal para este 2023:

Abogacía Data-Driven

Vivimos en la era de los datos. Pero los datos solos no valen nada. Lo que vale es la información y el conocimiento que podamos extraer de éstos y cómo los transformamos en acciones concretas y útiles para mejorar nuestra organización o nuestra práctica profesional, tomar decisiones informadas, crear ventajas competitivas y alcanzar nuestros objetivos.

A medida que el resto de las industrias y empresas se orientan a datos, se vuelve más necesario que el sector legal haga lo mismo. Por esta razón, en los próximos años veremos cómo los abogados pasarán de una cultura de acumulación de datos a una cultura que los considere como un activo estratégico y los utilicen para monitorear la práctica o el negocio legal, desarrollar mejores estrategias judiciales o legales, crear nuevos modelos de negocios, productos y servicios data-driven.

Legal Analytics

Legal Analytics es el conjunto de herramientas, tecnologías y procesos que se utilizan para obtener, procesar y analizar datos del ámbito legal para:

  • Transformarlos en información valiosa sobre casos, contratos y sentencias.
  • Identificar tendencias y desarrollar estrategias legales o judiciales.
  • Gestionar y mitigar riesgos.
  • Mejorar la eficiencia y el desempeño.
  • Mejorar la toma de decisiones.

Estas tecnologías serán cada vez más necesarias y relevantes, en especial, a medida que la cultura de los datos se vuelva más fuerte en el sector legal y permitirá un salto exponencial en la prestación de servicios jurídicos, generando nuevas propuestas de valor.

Automatización

La combinación de tecnologías como la inteligencia artificial, RPA (Automatización Robótica de Procesos) y Big Data, entre otras, permiten automatizar procesos, flujos de trabajo, la generación y revisión de documentos, sentencias y contratos. Esto facilita y optimiza la prestación de los servicios legales y convierte a estas tecnologías en aliadas de los abogados, al reducir el trabajo repetitivo y rutinario, reducir tiempos y costos.

Nuevos modelos de negocios

A lo largo de 2023 y en los próximos años veremos surgir nuevos modelos de negocios y emprendimientos legaltech, que combinarán tecnologías exponenciales con propuestas de valor innovadoras, para atender las nuevas necesidades de los clientes del sector legal.

Inteligencia Artificial

En el año 2022 vimos un avance extraordinario en inteligencia artificial, con la I.A. Generativa como la estrella absoluta. En el sector legal, cada vez se desarrollarán más soluciones basadas en esta tecnología para mejorar las búsquedas de jurisprudencia, normas y doctrina; automatizar procesos y flujos de trabajo; generar y revisar automáticamente documentos, sentencias y contratos; identificar y extraer texto; crear chatbots conversacionales; describir y hasta predecir sentencias.

También empezaremos a ver aplicaciones de inteligencia artificial generativa específicamente desarrolladas para el sector legal.

Robots y Chatbots

Lejos de la típica imagen de robots que tenemos de la película Terminator, las tecnologías de RPA (automatización robótica de procesos, por sus siglas en inglés) son programas de software que pueden realizar y automatizar tareas repetitivas y rutinarias que suelen ser realizadas de forma manual por las personas.

Estos “robots de software” permiten así automatizar procesos, tareas y flujos de trabajo.

En el sector legal, estos robots y chatbots se convertirán, de a poco, en herramientas esenciales para evacuar consultas legales simples, generar documentos sencillos, contestar oficios y notificaciones, liberando a los abogados de estas tareas repetitivas, que suelen ser de gran volumen y poco valor agregado. A la vez, permitirá reducir tiempos de respuesta, volviendo a la organización más eficiente.

Predicción de sentencias

La predicción de sentencias es uno de los grandes desafíos de la tecnología legal. Si bien en el mercado global ya existen empresas que ofrecen productos y servicios de análisis cuantitativo del derecho, se espera que esta tendencia se incremente y se desarrollen aplicaciones de predicción de sentencias escalables. 

Legal Design

Legal Design es una metodología que aplica el mindset, principios, recursos y prácticas del diseño centrado en las personas al ámbito del derecho para resolver problemas jurídicos y crear soluciones ágiles, innovadoras, multidisciplinarias y centradas en los destinatarios de éstas.

Esta metodología irá ganando más importancia para mejorar la experiencia y accesibilidad de los justiciables, ciudadanos y clientes a los servicios legales y a los Tribunales de Justicia.

Además, el Legal Design puede utilizarse para:

  • Diseñar procesos y flujos de trabajo legales que permitan ser más eficientes a los estudios jurídicos o departamentos de legales de las empresas.
  • Diseñar e idear nuevos modelos de negocios, servicios o productos legales.
  • Simplificar y hacer más accesibles los documentos, normas y contratos legales, con técnicas como derecho visual o lenguaje claro.

 

 

 

Comparte:

Más Insights

Carrito de compra